2 de Marzo, 2006

Mail de denuncia...leeanlo

Por escaner-cultural - 2 de Marzo, 2006, 9:59, Categoría: General

Hay Mails bonitos, emotivos, algunas cadenas entretenidas, otras no, algunos mails engañosos y otros que nos informan... este es un mail de denuncia.
El pasado domingo me llamó Mariana Huidobro, mamá de Rodrigo Lanza (quien mucho de ustedes conocen, han visto o escuchado), para contarme que:
El 4 de Febrero bajo circunstancias bastante confusas Rodrigo, juntos con otro chileno y otros latinoamericanos fueron arrestados. Esto ocurrió afuera de una fiesta "clandestina" en una okupa (uso de inmueble condenado). A las 5 de la mañana hubo un altercado, la policía se presentó en el imueble y sin más ingresó golpeando a los presentes, efectuaron varios disparos y entre la confusión Rodrigo recibió un golpe en la cabeza tan fuerte que lo dejó aturdido en el suelo. Los policías continuaron la golpiza a Rodrigo indefenso e inconciente en el suelo. De igual manera procedieron con el otro joven chileno. Personas que iban caminando por la calle también recibieron golpes. En este caos una maceta cayó sobre un policía golpeandolo en la cabeza. Todos estos hechos son avalados por los testigos y la declaración del alcalde. Hubo tres declaraciones, la última, la actual, acusa de intento de homicidio a Rodrigo.
Los efectos de los golpes eran tan violentos y evidentes que los policías los trasladaron a un hospital. Durante el trayecto y la estadía en el centro Médico fueron amenazados y "advertidos" de que si informaban de golpes o mal trato serían castigados nuevamente. De regreso a la cárcel les dieron dos vasos chicos de agua (que usaron para limpiarse la sangre), dos panes de molde. Recibieron nuevos golpes y amedrentamientos. En ningún momento se avisó a los familiares de la detención y estos nada sabían del paraderos de sus hijos.
En todo momento han sido tratados en forma discriminatoria por ser "sudacas" y por pertenecer al "Movimiento okupa", cuyos objetivos son producir cultura gratis, apoyándose mutuamente con organizaciones no gubernamentales.
 
Les escribo porque creo absolutamente necesario que hechos como estos sean conocidos y denunciados. No podemos permitir que situaciones como estas queden en  silencio, que el abuso de las autoridades queden impune. Es necesario denunciar, no ser cómplices en silencio. Hay que hacer bulla y movernos para cambiar la situación en la que se encuentran estas víctimas. Hoy son estos dos jóvenes y ¿Quién sabe cuántos más ya han pasado por esto?. Rodrigo estudia Historia en la Universidad de Barcelona. Quienes lo conocen no tienen dudas de que el es incapaz de hacer las cosas de las que se le acusan. Es consecuente y quizás por eso lo ven como un peligro.
Tantas veces hemos mirado a españa como un ejemplo, un modelos para nuestro desarrollo político, económico y social. Hacemos tratados internacionales con ellos, imitamos sus movimientos sociales y políticos.
Cuando estas conductas arbitrarias demuestran que en España esto es solo parte de un discurso, cuando comprobamos que en ese país no construyen una sociedad más evolucionada que otra, es la misma ciudadanía que la debe luchar para denunciar la arbitrariedad y el abuso de las autoridades. Queremos denunciar a la sociedad que en los hechos son una verguenza para todos.
Ningún ser humano tiene más valor o importancia que otro, esto lo hemos aprendido con 17 años de dictadura.
Si alguien siente que puede ayudar o tiene ganas de hacerlo, por favor comuníquese conmigo. Las intenciones sí valen. Cualquier contacto sirve, cualquier esfuerzo echa frutos. Se necesita que muevan la información y que no quede sólo retenida en sus cabezas. El movernos ahora significa que estos jóvenes idealistas podrán salir antes de la cárcel.
 
Les agradezco mucho el tiempo invertido. Más abajo van las denuncias hechas por Alex y Rodrigo y una carta de Mariana Huidobro.    
besos
su!
 
 
DENUNCIA
ALEX CISTERNAS AMESTICA
El sabado 4 febrero de 2006, intenté entrar a una fiesta con un grupo de amigos, y sin motivo recibí de un Guardia Urbano, un fuerte palo en la cadera; la policía siguió golpeando y corrí, pero debido al dolor no pude correr y fui detenido, con golpes en la cara, estómago, piernas y brazos. Me esposaron, arrastraron y me levantaron del pelo. Me llevaron hacia un coche y luego al cuartel de la Guardia Urbana, donde me insultaron, amenazaron y no pararon de hacer comentarios racistas. Me pusieron en un calabozo y al cabo de un rato entró un medico y le dijo a la policía que yo necesitaba ir al hospital por los golpes que tenía. Una vez que el medico se retiró me llamó un policía a firmar un papel que no me dejó ver y al terminar me preguntó "¿te duele ahí?" apuntando a mi cadera, y al mismo tiempo pegándome un puñetazo en ésta. Nos llevaron al Hospital del Mar y nos tuvieron esperando mucho tiempo conra una pared (dentro del Hospital). Estábamos los tres sangrando y con dolores mientras la policía se burlaba y hacía comentarios como "chilenos ¿no? Pinochet no hizo bien el trabajo". Luego al no funcionar rayos X nos llevaron al Hospital Clínic y tampoco   funcionaba rayos X, así que finalmente nos llevaron a un tercer hospital, y nos dejaron en los lavabos esposados. Mientras el médico nos atendía antes de que a mí me viera el médico, se acercó un policía y me dijo amenazantemente, que si yo contaba algo no se me tenía que olvidar que volvería a la comisaría. Por lo cual y ante el miedo de ser golpeado nuevamente le dije al médico que me había caído de una bicicleta.
Al volver del hospital, una vez en el calabozo, llegaron los Mossos d'esquadra, nos sacaron y me esposaron con mayor ímpetu en la muñeca que tenía vendada, y me dijo: "¿te duele sudaca hijo de puta?", cuando me dijo eso, el mismo Guardia Urbano que me amenazó en el Hospital se acercó y me dio una patada en las piernas como gesto de despedida. Luego los Mossos nos llevaron al furgón y una vez en comisaría me llevaron dos Mossos (uno muy grande y otro normal) hacia una habitación, me pusieron contra la pared   y me preguntaron si yo sabía porqué estaba ahí, a lo que yo contesté que no, porque yo no había hecho nada, y me preguntó quién lo hizo y le dije que no lo sabía, y cuando dije eso me dio una bofetada   en la cara que me dejó en el suelo sangrando de nariz y boca. El más pequeño me pateó el estómago mientras estaba en el suelo y me dejó sin respiración. Me pararon del pelo y me llevaron a limpiarme la cara, intenté tomar agua y me pegaron en la cabeza diciéndome que no me habían dicho que bebiera agua, y además que era un sudaca y que todos los latinoamericanos somos mierda. Me llevaron al calabozo sin dejar de insultarme y amenazándome con que iban a volver, así que aprobechara de descansar la cara. Al rato vinieron dos más y me llamaron diciéndome que tenían que tomar mis huellas, cunado llegué a la misma habitación no había policía científica ni nada y nuevamente uno de los Mossos me da una bofetada en el mismo lado de la cara donde me habían dado antes y otra patada en el estómago, y empezaron a reírse y a decir que si nos mataban no le importaba a nadie ya que eramos unos sudacas de mierda. Me llevó a que me lavara la cara y me metió a la celda.
Cuando llegaban Mossos nuevos preguntaban si les pasaban las llaves de mi celda para entrar a pegarme y los anteriores le decían que en media hora más, porque ahora estaba durmiendo. Al rato me visitaban y me preguntaban si todavía me dolía la cara y así durante toda la detención.
Durante todo el tiempo sólo nos dieron dos sándwiches, y uno yo al no poder masicar debido al dolor me lo quitaron y me dieron solo un vaso y medio   de  agua (vasos de café pequeños).
Antes de salir al juzgado de acercó el Mosso más grande y me dijo que siempre me iba a acordar de él.
 
 
Presentación: Soy la madre de Rodrigo, uno de los detenidos el sábado. Yo vivo en Italia y estaba aquí de vacaciones. Ahora está aquí también el padre de mi hijo, desde Italia, así como también vienen en camino los padres de Alex, desde Chile.
Mi hijo tiene 21 años y estudia Historia en la Universidad de Barcelona.
 
El sábado cerca de las 8 de la mañana recibí una llamada de que mi hijo lo había golpeado la policía y se lo llevaban detenido. Yo estaba muy asustada porque me dijeron que la última imagen de mi hijo era que estaba tirado en el suelo, esposado y con mucha sangre de la cabeza, mientras la policía lo golpeaba.
Fui inmediatamente a la comisaría de la Rambla para saber noticias de mi hijo. Allí me dijeron que no tenían información al respecto y que me dirigiera a la comisaría de Nou de la Rambla. Ahí entré a preguntar por mi hijo y me dijeron que ellos no me podían dar esa información, pero que si estaba ahí no me preocupara porque ellos tenían el deber de cuidarlo y de proteger su integridad física. "señora, esté tranquila".
Me aconsejaron que fuera nuevamente a la comisaría de la Rambla, y esta situación se repitió varias veces. Ante mi impotencia decidí contratar a un abogado.
Para entonces ya eran más de las 11 de la mañana y aún no podía saber nada de mi hijo. Por mi insistencia, me dijeron que iba a salir un oficial a darme información y que esperara. Esto me lo dijeron nuevamente para comunicarme finalmente que no me dirían nada. En un momento unas policía me dijo que quizás estaba en la comisaría de Les Corts. Fui hacia allá donde desde una entrada me enviaban a la otra y así sucesivamente.
Un policía me dijo que ellos no daban información y volví a preguntar a las primeras comisarías.
A las 2 de la tarde aproximadamente fui con mi abogado a la comisaría de Les Corts y a mi abogado le informaron que aparecía como detenido, pero que no nos podían dar ningún tipo de información de dónde estaba, ni de cómo estaba.
Yo veía a mi abogado toda la tarde llamando al colegio de abogados para saber de él y nada.
Ya que la policía se negaba a darnos información, y ante mi preocupación, presentamos un Abeas Corpus, allí estuvimos todo el resto de la tarde. El Abeas Corpus fue denegado por el juez.
 
No sabia nada de cómo se encontraba físicamente. Ni de porqué estaba detenido.
La policía siempre insistió en que estuviera tranquila, que mientras mi hijo estuviera con ellos él estaría bien.
A las 11 de la noche, tras 15 horas de busqueda, mi abogado me dijo que a mi hijo lo acusaban de intento de homicidio, y que iba a declarar al otro día en la comisaría de Sants. Pero aún no sabía dónde estaba. Y sobretodo cómo estaba.
El domingo quise ir en la mañana a la comisaría de sants donde declaraba, con mis otros hijos y amigos, para acompañarlo desde afuera y que de alguna manera sintiera nuestra presencia. Estuve toda la mañana allí. ahí supe que mi hijo tenía muchas lesiones producidas por los golpes que le dio la policía.
 
A parte de abrirle la cabeza con la porra le pegaron también cuando estaba esposado en el suelo.
Mi hijo denunció agresiones de parte de la guardia urbana y de los mossos d'esquadra, mientras estuvo detenido.
Tiene tres puntos en la cabeza por la porra.
Tiene una lesión en la nariz por puñetazos en la cara.
En la celda lo golpearon con porras en las piernas, en la espalda y en los brazos.
En las 48 que estuvo detenido sólo le dieron  2 sandwich de pan bimbo y un vaso de agua.
No se le facilitó papel higiénico, por lo que mi hijo tuvo que utilizar el vaso de   agua para limpiarse.
 
Antecedentes: CONTRA LA REPRESIÓN POLICIAL
La madrugada del 4 de febrero, en Sant Pere Més Baix 55, la policía detuvo de una forma muy violenta a 9 personas fuera de una fiesta. Tres de ellas se encuentran en la cárcel, dos acusados de homicidio en grado de tentativa, y una por atentado contra la autoridad e incitación al atentado. Según versiones oficiales, una agente de antidisturbios de la Guardia Urbana (UPA) está herido y en coma terapéutico inducido. En una rueda prensa, el alcalde de Barcelona, Joan Clos, dio una primera versión en la que afirmaba que la herida fue provocada por una maceta procedente del edificio donde se realizaba la fiesta. Dieciséis horas después la policía contradijo esta declaración sosteniendo que el golpe pudo provenir de cualquier objeto contundente. Al día siguiente salió la tercera y última versión oficial que decía que fue gente que se encontraba en la calle la que agredió al UPA con una piedra.
¿Cuál de las tres versiones oficiales tiene que creer la opinión pública? Si tomáramos la primera versión de la policía pronunciada por Clos resultaría que ninguno de los detenidos seria responsable del golpe que hirió al agente. Por otra parte, hasta el momento no existe ningún peritaje sobre lo ocurrido a parte del policial, de manera que no se puede contrastar con la versión de la policía y del Ayuntamiento, que se presenta como acusación particular, que ha cambiado sus versiones en tres ocasiones en tan solo dos días.
Los acusados niegan absolutamente los cargos que se les imputan. Testigos oculares y detenidos coinciden en decir que un grupo de gente se encontraba discutiendo con tres policías delante de la puerta de la fiesta, cuando estos últimos comenzaron a golpear después de llamar a más refuerzos. En ese mismo momento, el grupo en el que venían los incriminados llegaba al lugar y también fueron aporreados. Durante el incidente el agente cayó herido, llegaron los Mossos antidisturbios y continuaron las detenciones y las palizas. Hay que agregar que la policía al grito de "alto o disparo" disparó mientras perseguía a las personas que huían de los golpes. Los detenidos continuaron siendo golpeados y torturados tanto en el momento de su detención como durante su estancia en dependencias policiales, el hospital y traslados. Presentan múltiples contusiones en todo el cuerpo, golpes en la cabeza, ojos morados y uno de ellos dos brazos rotos.
La versión que desde los medios ha trascendido a la opinión pública reduce el hecho a un mero enfrentamiento violento entre la policía y unos jóvenes okupas. Sin embargo, la realidad es que este hecho se ha producido en un contexto particular. El incidente se sitúa en un barrio que se encuentra en absoluto estado de degradación provocado por la política urbanística del ayuntamiento. Cabe señalar que no es el único barrio en Barcelona cuyos habitantes son victimas de los intereses especulativos y del mobbing inmobiliario del que el Ayuntamiento es cómplice y participe. Hay que destacar también que esta política absolutamente insensible con la realidad social de estas zonas ha llevado al ayuntamiento a un fuerte despliegue policial para reprimir cualquier tipo de respuesta que pueda darse por parte de los vecinos afectados por las expropiaciones, la falta de equipamientos y, en general, la destrucción de los barrios y sus redes sociales. No seria exagerado hablar de la criminalización de la pobreza.
La violencia policial se ha hecho tan explicita en el barrio de Sant Pere, que muchos de los vecinos que presenciaron la carga policial desde sus balcones estaban impresionados por la brutalidad con que las fuerzas de seguridad reprimieron no solo a los jóvenes que se encontraban en la puerta del inmueble en ese momento sino también a muchas personas que pasaban casualmente por el lugar. La mayor parte de estos testigos solo acceden a hablar de lo ocurrido en privado pues se encuentran atemorizados por la impresión que les produjo la actuación policial y porque desde el día en el que ocurrieron los hechos hay dotaciones permanentemente de los Upas en las puertas de sus casas. Al día siguiente de lo ocurrido aun continuaban las identificaciones injustificadas y las amenazas a varios de los vecinos que viven allí y/o cualquier persona que tuviera una supuesta "estética okupa" tales como "prefieres que te mate aquí o que lo haga en la zona franca", agresiones como puñetazos, patadas en los tobillos o incluso descalzar a la victima y amedrentarla y mientras cada uno de los agentes le pisaba sus pies. Para justificar la saña con la que estaban actuando le advertían a las personas que el urbano agredido había muerto.
Por ultimo, queda agregar el rol ambiguo que tenia el lugar de la fiesta, la narcopeña acultural. Para el ayuntamiento es más fácil arrestar a algunos jóvenes sudamericanos con "estética okupa" que tener que justificar su responsabilidad sobre el edificio de su propiedad. Los habitantes del edificio lo utilizaban para practicas mafiosas y resulta muy difícil creer que la policía ignorara estos hechos (v. articulo Indymedia).
Todo esto no es casualidad, la escalada de violencia que los distintos cuerpos policiales están protagonizando desde hace tiempo, y mas concretamente desde la entrada en vigor de las leyes del civismo, tolerancia cero, y el despliegue definitivo de los Mossos D'esquadra esta cebándose de forma muy clara sobre ciertos colectivos y sobre ciertas zonas donde los intereses del Ayuntamiento chocan con la realidad de la gente que allí habita.
 
¡Exigimos la libertad sin cargos de las personas presas, el fin de los maltratos y torturas y que nos devuelvan nuestros barrios!
 
 
 
AL JUZGADO DE INSTRUCCIÓN Nº 18 DE BARCELONA 
 
D. RODRIGO LANZA HUIDOBRO,  preso en la cárcel "Modelo" de Barcelona, comparece junto al abogado EDUARDO CÁLIZ ROBLES, colegiado 29779 de Barcelona, y como mejor proceda en Derecho, DICE:                             Que mediante el presente escrito formula DENUNCIA de los siguientes,      HECHOS                                                                                                 PRIMERO.- El 4 de febrero de 2006 fue detenido el Sr. Lanza por los agentes de la Guardia Urbana de Barcelona con TIP 23483, y TIP 22861, pertenecientes a la Unitat Nocturna Operativa. Dicha detención se produjo cuando el Sr. Lanza recibió un golpe con la porra de un agente en la cabeza, y tras una carga policial, el Sr. Lanza cayó al suelo.
 SEGUNDO.- Una vez en el suelo fue golpeado, esposado y nuevamente golpeado por un agente de la Guardia Urbana. Posteriormente fue introducido en un coche z de la Guardia Urbana de Barcelona, y trasladado a la comisaría de la Guardia Urbana del distrito de Ciutat Vella.
 TERCERO.- Una vez en el interior de la comisaría de Ciutat Vella, agentes de la Guardia Urbana introdujeron al Sr. Lanza en una celda, donde se encontraba solo. Una vez en dicha celda, entró un agente de la Guardia Urbana y le propinó tres golpes con el puño cerrado en la cara, provocándole la lesión que presenta en la nariz. A raíz de   estos golpes, el Sr. Lanza cae al suelo, y el mismo agente de policía le propina varias patadas mientras le decía frases tales como "mi compañero está en coma, si la palma tu vas a ser el siguiente". "hijo de puta.", "cabrón", "¿eres valiente ahora, hijo de puta?". Posteriormente el mismo agente de policía sacó la porra y le golpeó varias veces en las piernas y la espalda, le escupió, le tiró del brazo derecho y le dio un par de golpes con la porra en el brazo. El agente de policía se fue y posteriormente entró en la celda Alejandro Carrillo.
 CUARTO.- Cuando fue trasladado al hospital, agentes de la Guardia Urbana le decía frases tales como "si dices que fuimos nosotros, vas a ver cuando volvamos", también en el hospital un agente de la Guardia Urbana le dijo refiriéndose a él y a otro detenido "mira dos chilenos, Pinochet hizo mal el trabajo, no los mató a todos".
 QUINTO.- Una vez de vuelta del hospital, en la comisaría de la Guardia Urbana, estaba esperando un coche z de los Mossos D'Esquadra, y fue trasladado a la comisaría Mossos D'Esquadra de Sants-Montjuïc.
 SEXTO.- Una vez en la comisaría de Mossos D'Esquadra de Sants-Montjuïc, dos agentes de Mossos le trasladaron a una habitación donde le hicieron desnudarse, y quedando tan solo en calzoncillos, le preguntaron "¿sabes porque estás aquí?", a lo que el denunciante respondió "no", en ese momento fue golpeado con la mano abierta en la cara, del golpe cayó al suelo, y un agente de Mossos D'Esquadra de unos 1,95 metros de altura, y bastante grueso, con una mano le apretaba en el cuello y con la rodilla en el pecho, mientras le preguntaba, "¿te duele?", "¿te duele?". Posteriormente le hicieron vestirse y le pusieron en una celda .
 SEPTIMO.- Durante todo el tiempo que duró la detención, 48 horas, al denunciante tan solo le dieron de comer dos sandwitches, y un vaso de agua. No se les facilitaba papel higiénico, por lo que tuvo que utilizar el vaso vacío para limpiarse. Posteriormente fueron a dar agua y cuando le iban a dar su vaso de agua, el agente, intencionalmente lo rompió con su mano, y le dio el vaso mientras caía el agua.
OCTAVO.- Durante los cambios de turnos, los Mossos que iban señalaban tanto al denunciante como a Alex Cisterna, y los que entraban proferían frases como "te tengo ganas ¿eh?", "¿Quién tiene las llaves de la celda?".
 
  En su virtud,
  Solicito al Juzgado,
 Que tenga por presentado este escrito y por formulada DENUNCIA  de los hechos que en el se relatan, procediendo remitir oficio a la comisaría de la Guardia Urbana de Barcelona distrito de Ciutat Vella, y la comisaría de Mossos D'Esquadra de Sants-Montjuïc, a fin de que se faciliten la identificación de los policías que intervinieron en los mismos.
 
 OTROSI DIGO: Que en el expediente al que se refieren las presentes diligencias previas, obran informes médicos y fotografías del denunciante que acreditan la veracidad de las lesiones aquí denunciadas.
 
                                                          
                                                                Barcelona a 7 de febrero de 2006

Permalink ~ Comentarios (15) ~ Comentar | Referencias (0)

Olvidar el cine

Por escaner-cultural - 2 de Marzo, 2006, 9:58, Categoría: General


EAF - Nueva Temporada
OLVIDAR EL CINE     
Por Dean Luis Reyes    

La mini cámara de video digital es menos el
certificado de defunción del cine que la muerte de la
“institución cinematográfica”, entendida en tanto que
estructura de saberes, tradiciones estéticas y
oficios, modos de hacer. Con ella, la experiencia de
registro es hoy alcanzable por casi cualquier ser
humano, y aunque de la pulsión memorialista que motiva
grabar cumpleaños y bodas a la creación artística va
un largo trecho de intenciones expresivas, el
resultado depende menos de esos saberes ilustres que
de tratamientos del material de lo real.

Mientras la institución cine se debate por asimilar a
sus regímenes de producción las nuevas tecnologías y
procedimientos, y busca legitimar el transfer a 35 mm.
como manera de corregir la bastardía del digital,
mientras los fotógrafos de cine no dejan de quejarse
por la prostitución de su oficio que parece avecinarse
con tanto registro sucio, cámara en mano y encuadre
improvisado, una pregunta se sostiene sin respuesta:
¿es la multiplicación de las posibilidades de registro
un problema que afecta solamente el específico
estético del cine o, en cambio, significa sobre todo
un escenario de posibilidades que, a la vez que pone
en cuestión la tradición estética de ese arte, negocia
la introducción de formas de representación marginales
o no tomadas en cuenta hasta ahora por los discursos
dominantes en la tradición cinematográfica?

En general, la emergencia de discursos irregulares,
espontáneos, no adscribibles a fuentes habituales de
legitimación institucional, indica que la peor
sacudida afecta a la mismísima institución arte. Más
que una acentuación del proceso de disolución del arte
en la vida cotidiana, la expansión cuantitativa de las
experiencias de registro no siguen la misma
orientación que tuviera la popularización de la
fotografía en tanto que proceso automático, sino que
aparecen como por combustión espontánea con algo más
que el mero interés de dar testimonio, de emplearse
como suplemento de la memoria. A menudo, el propósito
de relatar, contar, prima por encima de una intención
testificadora.

En Cuba se están dando hace algunos años ejemplos de
obras en video que buscan, al margen de las formas de
producción habituales, generar discursos cuyo rango
estético apenas los diferencia en términos de formato
o tratamiento temático o formal de los discursos
centrales y dominantes en el audiovisual local.
Tampoco las mini DV y semejantes son utilizadas como
recursos de lenguaje en sí mismas, pues más bien
resuelven necesidades expresivas que la
inaccesibilidad del formato cine harían
definitivamente irrealizables. En cambio, muy reciente
es la aparición de obras destinadas a ventilar las
inquietudes de sujetos o grupos que poco o nada tiene
que ver con criterios institucionales de expresión. Es
el caso de Santiago City (Emmanuel Martín, 2004, 48
minutos), mediometraje de ficción realizado en
Santiago de Cuba en video analógico. Sumariamente,
refiere la historia (al parecer de alto valor
autoreferencial, por cuanto es protagonizada por el
mismo realizador) de un joven cubano atenazado por las
elevadas expectativas materiales de su medio y que,
con tal de conquistar a una mujer interesada en
hombres de buena posición (ropa, dinero, casa, carro),
se convierte en empleado de una especie de capo del
negocio ilegal. Después de mejorar su dotación
financiera y conseguir a la mujer deseada, la codicia
a que lo arrastran las crecientes exigencias de su
pareja lo llevan a robarle a su empleador, a merecer
una golpiza de parte de los sicarios de éste y a
perder bienes, carro y jeba.

Lo que pudiera parecer de inicio una fábula moral,
planteada con ingenuidad expresiva más que como
novatada, se traiciona cuando, entre los segmentos de
la historia previsible y repleta de lugares comunes,
con un sonido infame y una puesta sin otro criterio
que la pragmática expositiva, se intercalan fragmentos
de carácter documental, con imágenes de la vida en la
ciudad y la voz en off del realizador, quien refiere
las frustraciones de su generación (¿por qué se van?;
¿para qué se quedan?) y las paradojas con las que ha
habido que acostumbrarse a convivir (los turistas
allá, nosotros acá; unos todo lo tienen, otros, nada;
¿trabajar te hace feliz?, ¿te permite vivir más
cómodo?). Una preocupación elemental, pero auténtica,
formulada con la humildad del que ansía entender,
emerge de las imágenes del carnaval santiaguero, de
los tumultos alrededor de la cerveza, y de la voz, que
se pregunta por qué tanta violencia, tristeza,
frustración. Lo que parecía de inicio un juego
didáctico dado a onerosos mimetismos del thriller
termina trabado con la gestión de una cierta identidad
generacional, de un imaginario particular que busca
expresarse utilizando la inmediatez del lenguaje
audiovisual para visibilizar un emplazamiento y un
sistema de valores que quieren autoreconocerse y
proyectar su visión del mundo.

Todavía más curioso resulta que estas iniciativas
estén tornándose proyectos concertados. En el
municipio habanero de Melena del Sur, el
autodenominado Grupo de Aficionados al Cine gestionó y
realizó por su cuenta El Milagroso de Santa Elena
(2002, 105 minutos). Aquí la anécdota recrea la lucha
de los pobladores de un paraje rural contra las
fuerzas oscuras que pretenden, crímenes y brujería
mediante, hacerse con el control del poblado. Su
estructura es un extraño híbrido (híbrido
inconsciente, qué maravilla) de relato de misterio,
historia de aventuras, drama coral, comedia de alto
contenido vernacular, que acaba por anunciarse como
mise en abime de un número impreciso de tradiciones y
fuentes culturales que colisionan, jadean en el coito
simbólico, se transfunden y paren una película que no
pretende alejarse de ese estado fragmentario, caótico,
de imperfección natural, de simulacro no deliberado.
Uno, que tiene sus vicios forenses, no puede sino
ceder a la tentación de zambullirse en el cuerpo
semiótico para desmembrar esa extraña consistencia
simbiótica que permite leerlo como interfase cultural
en la cual los diferentes flujos de capital cultural
reelaborado aparecen muy contaminados, pero no
disimulados por un significado unitario y
compendiador, sino que puede apreciárseles dispersos,
apenas reconocibles allí donde hacen corte con el
vínculo simbólico contiguo o simultáneo. Su estilo, si
es que cabe hablar de alguno, se ubica a medio camino
entre elementos de cultura local y global, más el
imaginario de la cultura popular y de masas y su
capital cultural, metabolizados y reproducidos por ese
inconsciente simbólico debido al consumo audiovisual
que cada sujeto contemporáneo posee ya incluso como
atributo genético.

La red cognitiva que permite tejer El Milagroso… no es
más que la convivencia de múltiples registros al
interior del imaginario popular cubano actual. Aunque
abunden los anacronismos y no sea evidente la
intención de reconstrucción de época (excepto en los
vestuarios más o menos intencionados de un personaje
que interpreta a cierto guardián del orden), la
anécdota es fechada en algún momento de la República
burguesa anterior a 1959 (lo cual no obsta para que,
casi como nota grotesca, haga una aparición brevísima
un verdugo ataviado con el vestuario medieval que se
ha vuelto típico para el reconocimiento de esta clase
de personaje en la historieta gráfica). En tal
sentido, ciertos detalles invitan a establecer
paralelos con San Nicolás del Peladero, célebre
programa de la televisión nacional cuyo eje era la
sátira de ese período y sus instituciones. Aparece
aquí una sociedad perfectamente jerarquizada, con un
alcalde que es a la vez juez, además de su secretario
y su brazo armado (especie de guardia rural,
uniformado incluso con el conocido y odiado uniforme
de caqui amarillo); debajo, una red de subalternos
cuyos nombres constituyen por sí mismos una antología
de kitsch en correlación con el choteo criollo:
Juanita la Tuerta, Soruyo, Enrique el Rompegrupo,
Bartolo el Isleño, Pata Sucia. Una suerte de émulo del
antológico personaje de Éufrates del Valle funge como
rapsoda momentáneo, o participa en calidad de figura
sapiente y dada a la oratoria, y desgrana, en la
despedida de duelo de otro personaje, una línea tan
sabrosa como: “Tuvo la desgracia de que el cabo de
tabaco que tenía en la boca incendiara el camastro
donde dormía.”

Una religiosidad confusa inunda la trama, y es su eje
anecdótico, pues aquí las intenciones de subvertir el
orden local vienen de la mano de un falso milagrero,
que se hace pasar por aquel que la gente espera como
su salvador. Mientras este no aparece y los sucesos
extraños se suceden uno tras otro, incluyendo la
muerte de Pata Sucia y varias desapariciones, un
yerbero y sus plantas parecen el único aliciente. Pero
he aquí que coinciden distintas expresiones de culto,
pues mientras la religiosidad popular se aferra a un
animismo perlado de superstición, en el entierro de
Pata Sucia coinciden señales de brujería afrocubana y
atributos de la heráldica católica. Durante la
procesión, suena un acordeón y se bate un tambor.
Asimismo, hay insertos musicales que reproducen lo
mismo un toque de santo que un corrido del Charro
Charrasqueado.

Más curiosa aun es la interacción de los individuos
que forman un elenco donde el valor actancial de cada
cual no entra en contradicción con los roles que
interpretan. Aunque se hace notar que los promotores
de la película son líderes grupales de la comunidad,
no se escatiman cameos o apariciones sin otro interés
que el autoreconocimiento. Tampoco se evita que,
durante varias secuencias, los espectadores se hagan
visibles por el foro, o que los diálogos parásitos se
mezclen en la toma de sonido directo. Si bien es
visible el esfuerzo de la actuación, ello no supone
una actividad que exija verosimilitud. Y no se
escatiman las intenciones autoparódicas alrededor de
personajes locales muy populares, quienes sacan
partido a sus atributos con no poca dosis de
improvisación. Ello se acentúa en la normalidad de
cierta grosería irónica, como cuando se acusa a un
criminal cuyo delito es haber vendido “gordo de puerco
y pechuga de aura tiñosa”, o cuando otro confiesa: “Me
di una metía e` mango y tengo chorro”.

Esa obscena naturalidad reporta momentos de hilaridad
apenas disimulada. Y es que El Milagroso… obedece en
buena medida a los códigos del ritual, del juego
desinteresado y libre, sin propósito. Ni siquiera lo
promueve una ambición de autoría reconocible, pues
aunque se reconoce en Juan Fernández (individuo que
interpreta al Milagroso y además escribe y dirige) al
promotor más tenaz del proyecto, la autoría está
disuelta en el sujeto grupal. Baste el amago de
créditos que es la secuencia final, durante la cual
una voz fuera de campo va enumerando los nombres de
cada uno de los participantes al tiempo que éstos
desfilan ante la cámara (y una voz exige: “Caminen más
lento, caballeros”). Además, la resolución del
conflicto, el momento en que el falso Milagroso es
desenmascarado y castigado, sucede en asamblea
pública, con la participación activa de transeúntes y
casuales, en un virtual happening escénico que incluye
una suerte de arrolla´o cuya carga sincrética cuenta
con la decisiva participación de la comunidad negra
del pueblo, la cual, dicho sea de paso, asume sin
problemas el rol de subalterno étnico durante toda la
trama de la película, ya sea encarnado al villano, la
víctima o un ente folclórico. El Milagroso promete
consultas espirituales para todos, y aclara: “El que
no tenga dinero puede pagar en gallina, guineo o
plátano burro.” (Risas por el foro).

Pero hay una escena particularmente reveladora: dos de
los personajes visitan a un anciano en su casa. Este
es, a todas luces, una institución dentro del
estamento de la tradición local. Le preguntan: “Bueno,
¿y de la bolita qué?” “Se recoge muy poco”, responde
el hombre. A continuación, tratan de inducirlo a que
refiera elementos que sirvan como marca de época:“¿Y
cuánto es que cuesta (costaba) un litro de ron?”;
“Sesenta kilos”, dice el viejo ni corto ni perezoso,
asumiendo su rol de memoria viva de la comunidad. Hay
un respeto implícito en la relación, como mismo
resulta homenaje prevaricado la visita y su inclusión
dentro de una película donde, a derechas, poco aporta
al relato.

Esta clase de obras es, en esencia, la negociación y
exposición de políticas de identidad de grupos y
comunidades enteras. Aunque la intención de relatar
sea el marco que la abriga, ello es apenas coartada
textual, ausente de simulación cultural, del empleo de
códigos de alta cultura o de formalización estética u
otro criterio de arte puro o texto estético (como
campos ilustres pero restrictivos) que indique en la
película intención trascendente más allá de la
necesidad implícita en sus gestores de registrar su
divertimento. Pero, al mismo tiempo, emerge como
pulsión más profunda el dar curso a políticas de
identidad local a través de una suerte de puesta en
escena testimonial donde la mímesis se improvisa sobre
el mismo registro, lo cual aporta signos de la
existencia de una comunidad viva, con formas de
sociabilidad peculiares y un emplazamiento en tanto
que sujeto histórico con su propia tradición y códigos
de manifestación.

Son éstas nuevas áreas de trabajo para la sociología y
la antropología, pues se trata de formas de expresión
humana y grupal donde el imaginario es visible en su
propio proceso de hechura, a la vez que se evidencia
su desplazamiento por una actividad basada en el
simulacro. Mas, en casos como los de El Milagroso…,
ese simulacro estético tiene una dosis de verdad de
vida, de expresión de imaginario, que lo que pudiera
leerse primariamente como trabajo estético, de
reproducción de códigos de expresión y modos de decir
de un criterio hegemónico, de una noción artística
legitimada y dominante, acaba por rebelarse y urdir
formas nuevas, que más que el deseo de ser incluidas
en esa tradición regente, articulan su propia
resistencia a manera de cimarronaje cultural.

Siguiendo a Noel Burch y su explicación de un Modo de
Representación Institucional (MRI), el cual hace un
proceso y efecto diegéticos “relacionando la toma, el
plano y la secuencia”, y a cuyo carácter narrativo, de
entretenimiento, comercial, se opone un MRI Moderno,
esteticista, de autor, de arte; considerando el Modo
de Representación Opcional postulado por el realizador
argentino Silvestre Byrón, que sería una modalidad no
institucionalizada, libre, experimental, que
reconstruye la diégesis “haciendo ver lo
cinematográfico del cine y lo videográfico del video”
(1); más un Tercer Cine, que es la reacción frente a
la simulación narrativa y el esteticismo escapista o
formalista, para lo cual emprende la politización del
texto fílmico; ¿cómo calificar esta arribazón de
realizaciones que no cumplen ni con el criterio de la
representación institucional ni con la opcionalidad, y
que no pretende ser Primero, Segundo, Tercer o Cuarto
cine? La pregunta sería mejor: ¿hay necesidad de
imponer un modelo para definir lo que es sobre todo
resultado de una actividad cuyo valor instrumental
toma distancia de los modelos de formalización del
arte cine y obedece básicamente al inconsciente
estético más que al trabajo a partir de saberes o de
su deconstrucción.

Esta rebelión en toda la línea indica además la
posibilidad de comenzar a apreciar la constitución de
un discurso popular que hasta ahora no encontró cabida
en las formas artísticas que, a nombre de la
representación de los imaginarios del país, dejan
fuera su registro auténtico y acaban por parir
versiones reaccionarias con ambiciones de arte
erudito, o simulacros comerciales e instrumentales de
la cultura popular cubana. El Milagroso… y la batería
de valores simbólicos que reúne visibilizan
imaginarios suburbanos y rurales donde con más rudeza
se discuten transferencias y choques entre los valores
de la tradición y el cambio, negociaciones que no
encuentran apenas cabida en el simulacro televisivo ni
en el arte popular institucional actual. Estos
fenómenos de autonomización de la representación
sirven para entender fenómenos que se dan
continuamente en el campo cultural, como pudiera ser
el éxito meteórico y la supervivencia de la obra de un
cantautor espontáneo como Polo Montañes.

La esfera de la distribución y exhibición, se dirá,
sigue siendo el ámbito inamovible, controlado por la
institución real, quien decide qué llega a los cines o
se pone en la TV. Sin embargo, recientes ejemplos de
subversión de los mecanismos habituales de circulación
de la obra audiovisual han posibilitado que, por
ejemplo, películas como Fuera de liga (Ian Padrón,
2003), vetada por su propia productora, circulen
ampliamente de mano en mano en copias VHS o VCD para
un tipo de consumo privado que beneficia a
significativas minorías. Es ésta otra esfera de
control puesta en crisis, pues el consumo se verifica
ahora a través de prácticas irregulares. Por otro
lado, ¿cómo sino de esta manera se han visto en Cuba
películas como Rambo o La pasión de Cristo; cómo
circulan las “revistas del corazón” españolas y el
comic popular mexicano?

Esos modos de socialización clandestinos, que
afectaban a una minoría en la Cuba de hace diez años,
hoy llegan a zonas amplias de nuestro mapa social. Esa
misma irregularidad beneficia entonces los “regímenes
de lectura diferenciados” o “no especializados” que ha
advertido el teórico José Luis Brea en un grupo
importante de obras recientes.

Lo peculiar de las minicámaras, aparentes culpables de
tantas dislocaciones, es que son apenas el mediador
tecnológico que saca del silencio y el prejuicio áreas
sin acceso a la autolegitimación, hasta esta fecha en
la típica posición colonial del subalterno, sobre cuyo
rostro y hábitos se cierne la intervención de ese
mediador intelectual que ejerce desde su mirada el
usufructo de su posición hegemónica, que establece una
distancia entre quien observa y quien es observado, la
distancia de la dominación. Ahora que los excluidos
pueden observarse a sí mismos y ofrecer su propia
versión de la dominación, la institución que significa
esa mirada pierde su inocencia. Se prepara para
iniciar una resistencia que tendrá todos los visos de
agonía terminal.

Nota:
1.- Tanto las ideas como la cita de este párrafo
fueron tomadas de un texto escrito por Silvestre Byrón
y reunido, junto a fragmentos de otros autores, en
Algunas pocas cuestiones acerca del cine experimental
argentino, antología de consideraciones en torno a la
obra de Archivo Filmoteca, emprendimiento de cine
experimental de Buenos Aires. Publicado en la revista
Miradas (www.miradas.eictv.co.cu), número 7.

© Escuela Internacional de Cine y Televisión
(28/11/05)
FUENTE:http://www.miradas.eictv.co.cu/index.php?option=com_content&task=view&id=436&Itemid=86&lang=es

EAF/2006.-
http://www.geocities.com/eaf_underground
http://www.geocities.com/eaf_iniciacion

Permalink ~ Comentarios (7) ~ Comentar | Referencias (0)

Qué hay detrás de la "estupidez fundamentalista" de Bush

Por escaner-cultural - 2 de Marzo, 2006, 9:09, Categoría: General

 
 
Por: Manuel Freitas
Fuente: Web El Ciruja

¿Idiota bélico o pieza de un sistema?

La relación entre las guerras y los negocios capitalistas de la conquista, y los intereses estratégicos que subyacen detrás de la ocupación militar de Irak.


Hay un modismo común, extendido principalmente entre los intelectuales de la "nueva izquierda", de llamarlo "idiota" , "estúpido", o "fundamentalista" a Bush sin indagar ni analizar demasiado en las raíces formativas estructurales del "fenómeno Bush".

En este universo calificativo, el Bush "nazi", el Bush "genocida", el Bush "estúpido", se impone sobre cualquier análisis del poder norteamericano donde lo económico, lo militar y lo político se interaccionan dentro de un mismo objetivo: la conquista militar de mercados y de recursos estratégicos vitales para la supervivencia del sistema capitalista estadounidense.

Más allá de que sea estúpido, idiota o genocida, detrás de Bush subsiste un sistema de intereses complejos cuya dinámica define las políticas militaristas que ejecutan el presidente norteamericano y su camarilla de halcones, de las cuales se benefician las grandes corporaciones con sede en Wall Street y el complejo militar industrial estadounidense.

Cuando "demonizamos" a Bush, cuando personalizamos en su figura todas las atrocidades del Imperio, estamos perdiendo de vista al sistema interactivo de poder del cual (al igual que todos los presidentes norteamericanos) el actual mandatario es un administrador y ejecutor eventual de políticas de conquista militar que trascienden la psicología o la capacidad mental de Bush.

Por otra parte, estadísticamente, las políticas de saqueo y de invasión militar se diseñaron y fueron ejecutadas durante todos los turnos presidenciales norteamericanos (republicanos o demócrtas), incluido el del demócrata Clinton, a quien nadie llamó "nazi", "estúpido" o "discapacitado mental" después de haber destruido Yugoslavia con 62.000 misiles o de haber asesinado a miles de iraquíes en los primeros bombardeos "preventivos" contra Irak.

 

Los negocios de la guerra

Una nota escrita por Alberto Piris en Estrella Digital de España, resalta una teoría de Mark LeVine, profesor auxiliar de Historia en la Universidad de California y autor de varios libros sobre política internacional.

En la página Web del Nation Institute LeVine escribe un provocador artículo titulado "Whose Chaos Is This Anyway?", que podría traducirse como: "Así pues, ¿de quién es este caos?".

La teoría sugiere que detrás del telón de la violencia, los combates y los atentados en Irak, las empresas transnacionales abocadas a la "reconstrucción de Irak" obtienen descomunales ganancias participando de los negociados posibilitados por la conquista militar.

Así, por ejemplo, el San Francisco Chronicle anunciaba que la multinacional Bechtel había alcanzado en el 2003 una cifra récord de beneficios, tras tres años de pérdidas continuas, gracias a los contratos para la reconstrucción iraquí. De esta manera, el caos en Irak puede crear problemas empresariales pero también ofrecer oportunidades sin parangón, dice LeVine

Después de esta conclusión que resume el problema, LeVine se pregunta si lo que está ocurriendo en Irak -el caos y la "inseguridad- se debe sólo a la "incompetencia" de la administración Bush o si ese caos es ventajoso para algunos, que, en vista de ello, tienden a planificarlo y patrocinarlo.

Para LeVine, el caos (utilizado en esencia para los negocios transnacionales) se articula en tres círculos.

El primero de ellos está formado por Bush y algunos de sus más altos colaboradores civiles y militares, a los que se atribuyen los principales errores de planificación y la equivocada percepción de varios factores (políticos, humanos, culturales y religiosos) del país a ocupar, de todo lo cual vienen tratando extensamente los medios de comunicación -incluyendo algunos libros denunciadores recientemente publicados en EEUU-, donde se juzgan los distintos niveles de la "incompetencia gubernamental".

Pero hay otros dos círculos a los que es más difícil atribuir incompetencia: los ideólogos de extrema derecha de la Casa Blanca y del Pentágono y las poderosas corporaciones asociadas a éste.

Para LeVine, ambos círculos están personificados y coinciden en el vicepresidente Cheney, antiguo secretario de Defensa y ex director general de Halliburton, apoyado por otros altos funcionarios que nunca creyeron que la ocupación de Irak sería un paseo militar y no les importaban las dificultades en tanto que sirvieran para reconfigurar el mapa político de la zona.

Pero es en el tercer círculo donde la violencia, el caos de la ocupación, la guerra y la falta de leyes conviven con la esencia del libre mercado, señala LeVine.

El pensador afirma que el principal motivo de la invasión son los más de 100.000 millones de dólares que EEUU habrá invertido en Irak a fines del 2005 -de los que no se puede saber qué parte irá a manos de Halliburton o Bechtel y no a los iraquíes-, unidos al fraude, los sobornos y el despilfarro (incluidos ya en los contratos como "cláusulas especiales"), sumados a los más de 250.000 millones de dólares en gastos militares.

Para LeVine, todo esto prueba que el caos está, en gran parte, planificado y patrocinado por intereses económicos que trascienden a la administración política de turno en EEUU.

Los intereses subyacentes de la conquista militar

En realidad lo expresado por Le Vine no es nada nuevo, aunque revista el valor de la actualización del problema en un medio de comunicación masiva.

Autores como James Petras y Heinz Dieterich, entre otros, vienen alertado concretamente sobre la íntima relación de las doctrinas expansionistas militares de EEUU y los intereses económicos de las transnacionales y los bancos imperialistas que se mueven tanto en la órbita de Wall Street como en el Complejo Militar Industrial estadounidense, y que extraen su principal tasa de ganancias de la venta de armas, el petróleo, y la financiación de los mega proyectos de "reconstrucción" de los países conquistados.

Con el Plan Colombia, con los gobiernos "neoliberales" o con las administraciones "progresistas-dependientes" de los Lula o los Kirchner en el Cono Sur, con la cooptación de los gobiernos de las ex Repúblicas soviéticas en Europa del Este, con la ocupación militar de Irak y Afganistán, el objetivo siempre es el mismo: apoderamiento de los recursos naturales, explotación de mercados y de obra de mano barata, y regionalización estratégica del control militar sobre los territorios dominados.

Y está claro -para el que investiga sin anteojeras ideológicas- que detrás del "Bush idiota" se encuentra el lobby judío -la logia que controla administrativamente a Bush y a la Casa Blanca- en el cual se corporizan los intereses económicos del llamado "poder real" del capitalismo norteamericano entrelazado en el "Consenso de Washington", y unido por infinidad de "vasos comunicantes" con el resto del capitalismo internacional, con personajes, corporaciones, medios de comunicación, sociedades secretas, que se sitúan detrás del presidente de turno y de sus asesores en Washington.

Y hay algunos que arriesgan teorías y verificaciones aún más abarcativas y espeluznantes de la relación entre las guerras imperialistas y los "negocios" capitalistas, como es el caso del pensador argentino Adrian Salbuchi quien describe la conjunción del capitalismo norteamericano con el del resto del planeta, dentro de un cerebro del mundo que traza las líneas motrices de las conquistas militares y el apoderamiento de los mercados por todo el planeta.

Para un buen observador -con sentido común y metodología estadística- el supuesto "fundamentalismo religioso" de Bush no es nada más que el argumento banal detrás del cual se esconde la verdadera fuerza motriz de las invasiones de conquista y ocupación militar como en Irak: el control geopolítico-militar-estratégico y los proyectos de acumulación y expansión capitalista, tanto en Latinoamérica, Africa, Asia, Medio Oriente, o en cualquier región del planeta donde existan recursos y mercados apetecibles de los cuales apoderarse.

En las espaldas de W. Bush, en la Casa Blanca, se encuentran los estrategas y articuladores, administrativos y militares, de los intereses operativos y concretos de los bancos, corporaciones transnacionales (tecnológicas, comerciales, industriales o de servicios), petroleras y armamentistas, que sacan la gran tajada capitalista por medio de las guerras de ocupación o del control de "gobiernos democráticos" diseminados por todo el planeta.

En los extramuros del "Bush idiota y fundamentalista" habitan los Cheney, los Rumsfeld, los Wolfowitz, los Feith, y el propio padre de W, George Bush, el ex presidente estadounidense y experto de la CIA a quien los especialistas sindican como el verdadero "presidente en las sombras de EEUU".

Esa logia de raíz sionista judeo-norteamericana es la controladora y diseñadora de los exabruptos criminales "contraterroristas" de W. Bush, los que -como afirma LeVine- construyen el "caos", las guerras y las violencias detrás de las cuales se esconden los monumentales negocios de la "reconstrucción" de los países arrasados por los misiles y las "bombas inteligentes".

Son los ejecutores de "turno" -y también los beneficiarios económicos- de los proyectos de expansión y acumulación de los insaciables pulpos capitalistas que llegan detrás de los aviones de combate, tanques, marines y helicópteros artillados a disfrutar del botín de guerra de los países conquistados.

Y está claro que esos poderes reales van a subsistir más allá de Bush, con Kerry, con Homero Simpson o con la Mona Chita ocupando transitoriamente el sillón de la Casa Blanca.

Los "Bush idiota", con diferentes nombres y apellidos, demócratas o republicanos, se clonarán periódicamente en el sillón de la Casa Blanca mientras el Imperio norteamericano siga hegemonizando las riendas del capitalismo unipolar.

Pero, y como todo en el mundo de la materia y de la historia nace, se transforma y muere, falta saber si el Imperio norteamericano será derrotado por la voluntad y la organización de una nueva fuerza revolucionaria emergente, o caerá por la dinámica de sus propias contradicciones internas.

La polarización creciente de la sociedad y del poder estadounidense, las salvajes luchas por la hegemonía política y el control de los negocios entre su clase dirigente, parecen acentuar las contradicciones internas de un Imperio que se ha quedado sin enemigos estratégicos desde el punto de vista militar.

En este contexto histórico, una implosión desintegradora y suicida que termine con las bases de unidad política y social de EEUU desde adentro, no sería descartable como hipótesis.

Roma cayó por el asedio de los bárbaros, pero el elemento desencadenante fue motorizado por sus contradicciones internas y las guerras fraticidas por el poder desatadas por sus clases dirigentes en la decadencia del Imperio.

Algo parecido con lo que está pasando en el EEUU del "Bush idiota".

Sólo que al Imperio estadounidense no lo rodean los bárbaros de la antigüedad, sino tres mil millones de hambrientos diseminados por los cuatro puntos cardinales del planeta.

Y ahí está Irak, el más formidable detonador de polarización y luchas internas que se cierne como una bomba nuclear a punto de estallar sobre la sociedad y el establishment de poder norteamericano.

Mirándola bien, la teoría de la implosión interna es perfectamente viable en el Imperio estadounidense del "Bush idiota" manejado a control remoto por las corporaciones capitalistas transnacionales

 
Manuel Freitas
30/05/05

Permalink ~ Comentarios (6) ~ Comentar | Referencias (0)

EAF - Image, Poetry & Technology

Por escaner-cultural - 2 de Marzo, 2006, 5:46, Categoría: General

 
EAF - Nueva Temporada
Image, Poetry & Technology

En 1971 la división comercial de Filmoteca, el
laboratorio de cine y fotografía en blanco y negro
Filmoteca TV, desarrolló un sistema de reproducción y
ampliación de fílmicos de paso reducido (16 y 8 m/m)
en paso estándar (35 m/m). El ingenio se definió como
Amplicopiadora. Tomas de "Sonia" y "Campos Bañados de
Azul" se vieron en 35 m/m. Tres años más tarde el
laboratorio también creó un sistema de color empírico,
el FilmotecaColor, empleado en los audiovisuales de
Natacha Moneda: "El día que me quieras" y "El niño
celeste". De igual experimentó un posible sistema 3-D.
A causa de la falta de inversión, el dúmping de la
cultura artística y al bajo proceso de racionalización
de la Argentina, el prototipo de la Amplicopiadora fue
desguasado y los diseños del invento fueron quemados
en 1976.
Al presente, cabalgando con las transformaciones y las
nuevas tecnologías de la imagen, Megaphoto complementó
aquel ingenio. El largometraje "Samoa" (2005) de
Ernesto Baca es la comprobación mejor acabada del
genio-creador científico y técnico de la imagen.
El mismo autor lo describe en sus propias palabras.
Por último todo dice Image, Poetry & Technology.- 

SAMOA, UN LUGAR EN EL PACÍFICO SUR
Ciertamente es difícil pensar que una película de
super 8 se pueda ampliar a 35mm. La experiencia de
hacer una película como Samoa, denota muchas variantes
que hacen replantear nuevamente las utilidades de un
formato. Generalmente se asocia al Súper 8 con el
formato que tiene que representar a un flash back, que
transmite cierta melancolía, por haber sido esas
primeras imágenes que registraban algunos de los
primeros momentos de la vida familiar, del cine
hogareño. Pero a mi entender, yo creo que es un
formato que no ha alcanzado todavía el desarrollo
pleno que su inventiva propicia. Cuando el uso de
determinado formato queda limitado a usarse de una
forma y nada mas (sin entrar en las exigencias de los
mercados convencionalistas), es cuando la técnica no
se transforma en tecnología aplicable. El fenómeno que
se produce en Samoa, es distintivo por varias
características que intentan desdeñar otros
significados para hacer una película. En primer lugar
hablemos del disparador inicial y motor que impulsa a
arrastrar la forma y contenido del film: Si una imagen
cuenta una historia ¿el cine debe contar historias?.
Estos son algunos interrogantes que arrastran el uso
de cierta técnica, pero hay otro mas: ¿ cuales son los
elementos del cine que hacen que este se vuelva un
arte autónomo, sin tener que desprenderse de alguna
otra forma, que no sea teatro filmado?. Tal vez la
respuesta a estas preguntas busquen reflejarse en la
tecnología de Samoa, que es casi como la técnica de un
pescador de imágenes
Durante los últimos años he experimentado filmar sobre
diversos formatos y he descubierto que el cine de
Súper 8, tiene algo que el cine tradicional ha
perdido, la instantaneidad. La frescura con la que las
imágenes llegan, la forma de disponer la cámara con
facilidad para recuperar esos momentos irrepetibles
que solo pueden ser filmados una vez. La facilidad de
transportar una cámara y extenderla a lugar fuera de
lo común, como una prolongación del cuerpo, hace que
este formato logre una característica mas personal,
esa cualidad de la cámara fotográfica. También te
obliga a pensar en una puesta rápida de luz, en un
montaje de imagen que puede ser administrado desde el
disparador, y creo que eso deja un registro
particular.  Lugares ocasionales: la imagen nunca
vista. El caso de Samoa es muy especial, es una
película que ha sido registrada en su mayoría, cuadro
a cuadro, un montaje en cámara. Podría decirse que hay
una fotografía totalmente desprolija, y a los ojos de
un director de fotografía clásico podría decirse que
no hay una prolijidad en la búsqueda de la definición
de la imagen.  Correcto, pero tal vez, por que la
preocupación era otra, el rescate de la imagen
instantánea. Y eso que tal vez puede leerse como un
error produce un nuevo sentido a la imagen, que  se
puede ver o en el mejor de los casos crea un efecto
palpable. La cámara de Super 8 que use fue una Canon
814 y según los que he podido averiguar respecto a los
parámetros de esta cámara, la forma de medir el flujo
de luz sobre la película no es muy confiable. Era una
cámara que fue diseñada para el uso hogareño, no
profesional, o sea que lo que indican los medidores de
la cámara no siempre son puntuales. Así que ya sabia a
lo que atenerme cuando revelaba el material, por eso
decidí usar este inconveniente a favor de la película:
busque un impacto visual, un efecto plástico, con el
uso del cuadro a cuadro, a transmitir una sensación de
primera vista, que busca no una definición, si no una
sensación. Eso hace que la película tenga una carácter
poderosamente sensual. La película que utilice fue
emulsión TRI- X y Plus-X de Kodak, ya había filmado
otros cortos que me habían dado muy buenos resultados,
habia visto esta relacion entre esta camara y la
película. De hecho me resulto mejor aplicable la
película Plus X para los primeros planos de alto
contraste, de hecho he recibido algunos comentarios de
distintos DFs que para ellos le es difícil creer que
es super 8 ampliado, o sea que no hay diferencia con
35mm.  Volviendo a los pasos cronológicos, lo
siguiente fue enervar estas sensaciones, incrementado
las texturas que se podrían reproducir, ahí fue cuando
decidí experimentar con algunos ácidos para trabajar
directamente sobre la emulsión del film, para buscar
la descomposición de la imagen, desde la técnica
misma. Esto fue un trabajo minucioso que realice
cuadro a cuadro en moviola, con una mesa que diseñe
especialmente para realizar estas tareas. Comencé a
utilizar diferentes elementos para expresar  un mundo
en texturas: pétalos de rosas, hilos de colores,
boletos de colectivos, hojas de plantas, arena, etc...
empecé a pegarlos sobre la película para la
proyección. El uso del reversible para hacer una
película reversible, o sea hacer una película que
proyectada de atrás para adelante genere la misma
sensación. Así fue que se completo el montaje, la
película existe en Super 8. Después se las mostré a
unos amigos, y ellos habían quedado muy impresionados
con la proyección. Tal vez era una película que se
alejaba de lo cinematográfico y se acercaba mas a lo
pictográfico, pero ¿A que campo siempre queda reducido
lo cinematográfico?
Confiar en un milagro. Después me entere que una
empresa de había dedicado al diseño de un maquina para
realizar transfers de súper 8 a video con una
aceptable calidad de resolución. Fue así como llegue
hasta Megaphoto, allí Martín Canals me mostró su
creación, Samoa iba a servir como conejillo de indias
para probar esta maquina. Al principio tuvimos miedo
por que no sabíamos si la grifa de su maquina iba a
soportar ciertos pasos de la película, por que el
reversible ya tenia cierto espesor considerable, pero
al final no hubo ningún problema y fue todo un éxito
la pasada. La maquina esta constituida por tres partes
de maquinas diferentes. Una cámara Súper 8 desarmada,
una moviola de Súper 8 y una cámara 3 ccd de Mini DV
montada por encima, con lente modificado
especialmente. El transfer parte del mecanismo de la
cámara de Super 8, haciendo pasar la película a través
de una luz que  regula su intensidad (según como esta
filmada la imagen ) y esta proyección se mueve por un
lente especial que finalmente registra el video,
cuadro por cuadro, este sistema a su vez esta
conectado a un programa que sirve para hacer animación
por computadora. Estas cosas solo pueden pasar en
Argentina. Después de  tener la película montada en
video, vimos que había muy buen soporte para pensar en
una ampliación a 35mm. Después fuimos a presentarla a
un concurso del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires,
por lo cual la película recibió un subsidio para la
ampliación a 35 mm. Allí nos conectamos con la novel
empresa Diginema con la que decidimos hacer la
ampliación. Javier Miqueles, un experimentado director
de fotografiase se encargo personalmente de hacer la
ampliación a 35 mm. La presentación de la película se
realizo en la sección oficial del Festival de Cine
Independiente de Buenos Aires 2005. Se hicieron muchos
comentarios sobre la optimización de la ampliación que
se realizo sobre la película. También cuando nos
comunicamos con Kodak de argentina, recibimos un
fuerte apoyo para la concreción de la película.
FUENTE: Ernesto Baca (2006).
---
"SAMOA". Escrita y dirigida por Ernesto Baca.
Producción de Lorena Baibiene. Intérpretes: Gadea
Quintana, Laura Amor, Graciana Urbani, Maria Isabel
Chiapetti y Ricardo Holcer.

EAF/2006.-
http://www.geocities.com/eaf_underground
http://www.geocities.com/eaf_iniciacion

Permalink ~ Comentarios (83) ~ Comentar | Referencias (0)

El Blog

Calendario

<<   Marzo 2006  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Categorías

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog