GARDEL-NEW YORK NY

Por ytoaranda - 26 de Junio, 2005, 17:57, Categoría: noticias

EAF - III Años
                   GARDEL-NEW YORK NY
                    Cine Gardeliano

     Concordante a la temporada en que se cumplen, el
próximo viernes, setenta años de la muerte del artista
evocado en Antioquia,Colombia (24/6/35), EAF edita el
DVD:

     GARDEL-NEW YORK NY/Cine Gardeliano (EAF – El
Ángel Blanco, 2005). Dirección: Silvestre Byrón.
Editor: Jorge L. Pallares. Diseño gráfico: eaf_kanal.
Duración: 55 min. Intérprete: Silvestre Byrón (como él
mismo).
     Sinopsis: Ficción basada en imágenes y relaciones
metonímicas sobre la presencia de Carlos Gardel en
Nueva York entre 1934 y 1935.
     Comentario: Diseñado para cable e internet el
medio Gardel-New York/Cine Gardeliano (EAF, 2005)
recorre los escenarios de Manhattan y Queens mientras
insinúa un relato al modo de José Ignacio Cabrujas.
Entre citas y guiños a cinéfilos y público de arte,
relacionando la realidad y la ficción, el presente y
el pasado -lo mítico y lo histórico- una misteriosa
mujer recuerda a Carlos Gardel en 1934-35. A partir de
una cita de Thomas Wolfe (The Web and the Rock. 1939),
se reconstruye el ambiente de aquellos años con
imágenes de Berenice Abbott, Seymour Durst Old
Library, New York Bound, S. A. Jazz Memory, Antigny,
The Museum of the City of New York, Keystone y
Roger-Viollet. También se acredita la memorabilia
aportada por Lily Sosa de Newton, Friedrich W. Gross,
Roberto Drucker y “Feli”. Manos (1990) de Ariel
Mlynarzewicz, un óleo de 0,92 x 0,73 sobre las manos
que oran de Alberto Durero (1508) preside los
interiores.
      Con una mirada plectral la cámara describe sus
ambientes. Waldorf Astoria, Helmsley Middletowne,
Beaux-arts, Paramount Building, NBC Rockefeller Center
Plaza y los Paramount Studios Astoria con cortes de
sus películas. Se destacan sus figuras (Mona Maris,
Rosita Moreno) y sus directores (Louis Gasnier, John
Reinhardt) aparte de los íconos de la época (Al Smith,
Cab Calloway, King Kong, Betty Boop, José Mojica).
Rebosa en citas al jazz (Duke Ellington en el Cotton
Club). Asimismo se incluyen momento teatrales.
Music-hall y simbolismo (expresionista); realismo de
Antoine y Stanislavsky, idealismo de Meyerhold y
Gordon Graig.
      Abunda en canciones de diversos géneros. Wake Up
and Live (Gordon-Revel) por Cab Calloway (CBS); Apure
delantero buey (Gardel-Le Pera); Cheating muchachita
(Gardel-Le Pera-Snow) por Carlos Gardel (Emi-ODEON);
Quiéreme, Recuerdo malevo (Gardel-Le Pera) por Carlos
Gardel (Les Studios Paramount), Rubias de New York,
Caminito soleado, Amores de estudiante (Gardel-Le
Pera) por Carlos Gardel, Alberto Castellanos
(Paramount Pictures); Sol tropical, Los ojos de mi
moza (Tucci-Le Pera), Tango Bar –Music
Score/Symphonette, Mi Buenos Aires querido (Gardel-Le
Pera) por Teric Tucci (Paramount Pictures); El día que
me quieras (Gardel-Le Pera) por Carlos Gardel, Rosita
Moreno (Paramount Pictures).
      La historia actualiza imágenes fijadas en la
memoria visual de los cinéfilos gardelianos y permite
crear nuevas conexiones cerebrales.
      Todavía en post-producción participó del
Festival Internacional de Arte Electrónico 404 (2004)
en Rosario, Santa Fe. Integra la videoteca de“Astas
Romas”.

                         EL EQUIPO

       Jorge Pallares editó Gardel-New York NY/Cine
Gardeliano en la isla de Kairos - Comunicación
Audiovisual. Formado profesionalmente en la carrera de
Diseño de Imagen y Sonido en la UBA, es autor de
Ausencias, Ojos de perro azul y Simetría siniestra.
Asimismo hizo los cortos Lisa, El conde Bloodman y
Obsesión de Daniel Yaría. Vinculado a El Ángel Blanco
editó documentales como Cuando guste y donde quiera, y
La degustación de Sabatino Arias, y experimentales
como Skyline y Silvestre Byrón really enjoyed this
opus.

       Dirigió Silvestre Byrón, cineasta-escritor
oriundo del underground de los años setenta, es autor
de telefilms experimentales producidos por Filmoteca
como Campos Bañados de Azul y Point Blank. También
produjo los largos Proyecto experimental y Siempre en
tus ojos.
                    Hoja de Información EAF
  
---
                   Gardel en Nueva York.
                    Donde nació el mito.

    El viernes se cumplirán 70 años de la muerte del
Zorzal. Su cuerpo, antes de llegar a Buenos Aires,
pasó por Nueva York, donde Gardel creó algunos de sus
más célebres tangos y se convirtió en una estrella
internacional.-

     NUEVA YORK.- Carlos Gardel llegó a Nueva York el
28 de
diciembre de 1933, procedente de Cherburgo, Francia, a
bordo del buque Champlain. Estaba acompañado por su
director musical, Alberto Castellano, y el guitarrista
Horacio Pettorossi. En el muelle 57 los esperaban el
uruguayo Hugo Mariani, director de la orquesta de la
NBC, y su colaborador, el violinista argentino Terig
Tucci. Junto con la correspondencia del cantante, el
libro que Tucci publicó en 1969, Gardel en Nueva York,
es la principal fuente para reconstruir sus pasos por
esta ciudad. Tucci recuerda que el primer comentario
de Gardel al desembarcar fue "¡Che, qué frío!", y que
después agregó, con típica ironía porteña: "¡Rajemos
viejo, todavía estamos a tiempo!"

La humorada encubría una preocupación real. Esa gélida
temperatura (la del día siguiente fue la más baja en
14 años) no era la única frigidez con que lo recibió
Nueva York. El principal diario en español de la
ciudad, La Prensa (dirigido por José Camprubí, cuñado
de Juan Ramón Jiménez), anunció su llegada en tapa,
pero los medios de habla inglesa lo ignoraron por
completo. Esto cambiaría unos meses después, pero por
ahora Nueva York era un territorio inhóspito y
desconocido, la gran incógnita en una trayectoria que
hasta entonces había sido una curva ascendente de
éxitos. Cuatro años antes, París se le había rendido
incondicionalmente, y el Río de la Plata y España eran
un mercado seguro. Al instalarse en Nueva York, Gardel
estaba haciendo la apuesta más grande de su carrera, y
el resultado era todavía incierto.

Había venido con un contrato de la RCA Victor,
propietaria de la cadena NBC, para grabar discos y
cantar por radio. Estos recitales incluyeron algunas
históricas transmisiones en directo a la Argentina;
durante una de ellas, el 17 de agosto de 1934, se
escuchó por primera vez "Mi Buenos Aires querido" en
nuestro país.

Pero su verdadero objetivo era la pantalla grande. El
cine sonoro tenía menos de una década de existencia, y
el éxito de "Luces de Buenos Aires", rodada en 1931 en
los estudios Joinville de París, lo había convencido
de que ése era el medio que le permitiría proyectarse
internacionalmente.

De inmediato se puso en contacto con Paramount, la
dueña de Joinville. Entre mayo de 1934 y febrero de
1935 filmó cuatro películas ("Cuesta Abajo", "El Tango
en Broadway", "El día que me quieras" y "Tango Bar") y
participó en el film promocional de la compañía,
"Cazadores de Estrellas" ("The Big Broadcast of
1936"). Las filmaciones se hicieron en los estudios de
la Paramount en Astoria, el sector de Queens que mira
a Harlem desde la otra orilla del East River (hoy son
un museo, el Kaufman Astoria Studios).

Las películas requerían canciones, y en Nueva York
Gardel reactivó su carrera de compositor. Los tangos
que creó aquí (todos con letra de Le Pera, que también
escribió los guiones de las películas) son algunos de
sus más grandes clásicos: "Mi Buenos Aires querido",
"Cuesta abajo", "Golondrinas", "Soledad", "El día que
me quieras", "Sus ojos se cerraron", "Volver", "Por
una cabeza", y "Arrabal amargo".

                   Su vida diaria.

     El primer hogar neoyorquino de Gardel fue el
aristocrático Waldorf-Astoria, de donde se mudó al
complejo Beaux Arts, en 307 Este de la calle 44.
Después de unas breves vacaciones en Europa en el
verano de 1934, se instaló en el Hotel Middletowne,
148 Este de la calle 48. Todos estos lugares están a
unos minutos de caminata de los estudios de la NBC en
la torre principal del Rockefeller Center. Ninguna
placa recuerda el paso del artista por ellos.

Su círculo íntimo era reducido: Le Pera, que llegó
unas semanas más tarde desde Francia; Tucci, que se
convirtió en su mano derecha en materia musical
(Gardel no sabía leer el pentagrama); sus guitarristas
y otros pocos amigos. El más joven integrante de la
barra era un muchacho de 12 años, Astor Piazzolla, que
años atrás había emigrado con su familia a Nueva York.
"Astor era uno de sus guías bilingües, y a menudo lo
acompañaba a comprar ropa y zapatos", dice el
historiador Simon Collier en su extraordinaria
biografía de Gardel. El cantante se encariñó mucho con
él: le dio un bolo en "El día que me quieras" (hace de
canillita) y le propuso llevarlo como asistente en su
gira por el Caribe, pero el padre de Astor se opuso
porque era demasiado joven (eso probablemente lo salvó
de morir en el accidente).

Su rutina diaria era simple: intensas jornadas de
trabajo interrumpidas por sesiones de ejercicios
físicos, largos almuerzos y encuentros con amigos a la
noche. La preocupación por mantenerse en forma se
explica por su debilidad por la comida; su restaurante
favorito era el "Santa Lucía", en la calle 54 Oeste y
Séptima Avenida. De su vida sentimental, si es que la
hubo, no han quedado testimonios. Se ha sugerido que
tuvo un romance con Mona Maris, su coestrella de
"Cuesta Abajo", y se sabe que aquí decidió cortar su
larga relación con Isabel Del Valle. Tucci escribió
que Gardel era un "caballero discretísimo" que jamás
se jactaba de sus affaires.

Escuchó mucha música: óperas italianas en el
Metropolitan Opera House, conciertos en el Carnegie
Hall, comedias musicales en Broadway. Por lo menos en
una oportunidad visitó el Cotton Club, en Harlem. Era
también habitué de El Chico, un lujoso cabaret de
Sheridan Square, y del nightclub Don Julio, dos de los
principales spots de la noche latina.

Gardel quería escribir una canción de estilo
norteamericano. Inspirado probablemente por "Smoke
Gets in Your Eyes", uno de los hits de la comedia
musical "Roberta", de Jerome Kern, y por "Volando a
Río", la película que lanzó a Fred Astaire al
estrellato, finalmente concibió el foxtrot "Rubias de
New York".

                    Evolución musical.

     Experimentar con distintos géneros no era algo
nuevo
para él; la primera vez que lo hizo fue con el tango.
En 1917, cuando su dúo con Razzano era el más popular
de la canción criolla, Gardel cantó y grabó como
solista "Mi Noche Triste", los versos que Pascual
Contursi escribió para la melodía "Lita", de Samuel
Castriota, y que se considera el primer tango con
letra. Aun después de haberse convertido en el mayor
ídolo del nuevo género, Gardel mantuvo en su
repertorio temas camperos e incursionó en otros
estilos, incluso en otros idiomas, como francés e
italiano. "Fue tal vez el primer artista
latinoamericano que desarrolló el concepto moderno de
intérprete popular, aquel que fusiona elementos de
diverso origen con un sello personal e inconfundible",
dice el bandoneonista argentino Héctor Del Curto, que
dicta seminarios de apreciación del tango en la New
York University.

Para llegar a la mayor cantidad posible de público, el
tango mismo tenía que ampliar su espectro: en las
canciones que compuso en Nueva York las letras se
vuelven menos localistas (los términos lunfardos casi
desaparecen) y las melodías más internacionales. "Los
típicos elementos rítmicos del tango dan paso a una
línea melódica más abierta; el ejemplo máximo es ?El
día que me quieras´", explica Del Curto.

                    Nace el mito.

     El momento culminante de su estadía fue el
estreno de
"Cuesta Abajo" en la función inaugural del Teatro
Campoamor, el 10 de agosto de 1934, una fecha que
puede ser considerada como el nacimiento de la
"gardelmanía". El público desbordó la capacidad del
establecimiento, ubicado en la calle 116 y Quinta
Avenida, centro neurálgico del Harlem hispano (el
edificio es actualmente ocupado por The Church of the
Lord Jesus Christ of the Apostolic Faith). Gardel tuvo
que salir del teatro acompañado de una escolta
policial para no ser aplastado por la multitud que lo
esperaba en la puerta. La extraordinaria reacción de
la gente sorprendió a Gardel y anticipó lo que
ocurriría en cada punto de la gira que emprendió pocos
meses después por el Caribe. El mito había nacido.

Otra multitud se reunió el 28 de marzo de 1935 para
despedirlo en el muelle 15 del East River, desde donde
partió a bordo del Coamo hacia Puerto Rico. Esta fue
la primera escala de una gira que debía también
abarcar Venezuela, Curazao, Aruba, Colombia, Panamá,
Cuba y México, y que terminó trágicamente en Medellín
el 24 de junio de 1935, hace exactamente 70 años.

Su cuerpo volvería a Nueva York una vez más. Entre el
7 y el 14 de enero de 1936, el ataúd con sus restos,
traído desde Colombia por su amigo y albacea Armando
Defino, fue velado en la Funeraria Hernández, en la
114 y Quinta avenida, a dos cuadras del teatro donde
Gardel tuvo el atisbo de su trascendencia. El sitio es
hoy ocupado por un enorme complejo de monoblocs. De
allí, el ataúd fue transportado al muelle 48 y subido
al buque Panamerican, que lo llevaría a Buenos Aires.

El resto es leyenda. (Claudio I. Remeseira).

     FUENTE: La Nación, 19/6/05.-

                        EAF/2005.-   
     
http://www.geocities.com/eaf_underground
      http://www.geocities.com/eaf_iniciacion

Permalink ~ Comentarios (128) ~ Comentar | Referencias (0)

El Blog

Calendario

     Junio 2005  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30    

Categorías

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog